Consejos para elegir una laptop

¿Qué uso le darás a ese equipo?

Publicado el 22 abril 2022

¡Hola, bienvenidos a un nuevo BLOG CNT!

A la hora de comprar un nuevo ordenador debes elegir en primer lugar una de las dos opciones principales: uno de sobremesa o un portátil, y es en este último en el que nos vamos a centrar. En este artículo te detallamos varios factores a considerar antes de hacer tu compra, como por ejemplo, la duración de la batería, el tipo de pantalla y la velocidad del procesador, entre otros.

Es importante que sepas de entrada cuál será el uso que le darás a ese equipo, pues solo así tendrás claras tus necesidades y qué requerimientos deberá cumplir tu nuevo portátil. En este sentido, deberás fijarte también en aspectos clave como son la versatilidad (por ejemplo, convertibles 2 en 1), comodidad (por ejemplo, ultra-ligeros), rendimiento y cómo no, tu presupuesto. La elección no la deberás tomar a la ligera, así que aquí vamos a contarte en detalle algunos de los elementos clave antes de considerar las diferentes opciones que hay en el mercado. 

¿Qué uso le vas a dar al ordenador portátil?

Como te hemos comentado, esta es una pregunta crucial a responder antes de comprar un nuevo equipo y dependerá del tipo de actividad que realices diariamente.

Uso cotidiano

Si eres de aquellas personas que usan el ordenador para navegar en la web, atender tus redes sociales, te servirá un modelo con características más centradas en una buena resolución de pantalla y cámara si además realizas videoconferencias.

Estudiante/trabajador 

Si eres estudiante, tu portátil deberá darte las garantías de llevar a cabo tareas en programas como Excel, Office y Powerpoint, incluso de mantener videoconferencias de calidad. Por otro lado, tal vez buscas un equipo que te permita trabajar tal como lo harías en un ordenador de sobremesa.

Es importante confirmar que el portátil dispone de la conectividad que necesitas. La tendencia actual es que los modelos más compactos no cuenten con entradas HDMI, Ethernet o VGA, sino que incorporan solamente puertos USB tradicionales y USB-C, que ocupan menos espacio en el equipo y permiten mayores velocidades de transmisión de datos. Podrás conectar estos últimos a concentradores USB (llamados hub) que permitirán conectarte a todo tipo de periféricos y redes.


Compartir en:

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

PUBLICACIONES RELACIONADAS